Presentan libro sobre la esclava Úrsula de Jesús

LDLG. Después de 300 años se retomará el proceso de beatificación de Úrsula de Jesús (1604-1666), la “santa escondida de Lima”. Es el objetivo del ensayo histórico Negra. Esclava y religiosa, que presenta la periodista Zelmira Aguilar.

La documentación para la beatificación de la mística se envió a España, pero se perdió cuando el barco El Castizo se hundió.

“Úrsula de Jesús era una negra esclava que a los 14 años entra al convento de Santa Clara, de Barrios Altos, acompañando a su ama blanca, Inés de Pulgar. Es una negra esclava, pero muy pituca: alquilaba y vendía su ropa, trabajaba, sin dejar de tener esa comunión espiritual con Dios. Fue criada por gente de mucho dinero y por una mística. Y tuvo una educación muy especial, por el hecho de ser hija de madre esclava y de un español”, explica la autora.

Imágenes 

Un valor agregado del libro es que publica por vez primera un conjunto de fotografías del convento de clausura de Las Clarisas tras un largo trámite de permiso con las autoridades eclesiásticas.

Figuran el primer lugar donde fue enterrada la religiosa, la urna de madera donde hoy reposan sus restos y el pozo de más de 30 metros de donde salió ilesa, que se considera su primer milagro.

De mujer afro

Aguilar dice que la “ventaja” en su trabajo frente a otros es su “mirada como mujer negra”.

“En los diarios de Úrsula encuentras palabras que usamos los negros y que yo he escuchado desde chiquita, por ejemplo: las ‘negras ordinarias’ o sus expresiones sin la consonante final”.

En las primeras dos partes del libro, Aguilar presenta hechos históricos, desde la llegada de 50 negras “paridoras” tras la capitulación de Toledo, o la diferenciación entre las negras sudamericanas y las de Norteamérica.

“Aquí había más relajo de los negros; en Estados Unidos, no. Acá la negra era la ama de la casa, hacía y mandaba; sin embargo, sufría muchísimo porque desde lo occidental había una mirada con lascivia, se la catalogaba de ‘mala’, que provocaba a los hombres, cuando el sexo era parte de su cosmovisión”, explica la autora, que integra la Comisión Bicentenario del distrito de Huaura.

LO DICE LA GENTE / Fuente: Andina

Comentarios

Comentarios