Chile: Agentes de Pinochet son condenados por desaparición de profesor

LDLG. Un juez especial condenó hoy a dos antiguos agentes de la policía secreta de Augusto Pinochet por el secuestro calificado (desaparición) de un profesor de música de la Universidad de Chile ocurrido en 1974, según informaron fuentes policiales.

El juez especial Mario Carroza, de la Corte de Apelaciones de Santiago, condenó en su fallo a Manuel Carevic Cubillos y Patricio Silva Abarca, exagentes de la DINA (Dirección de Inteligencia Nacional) a 541 días de prisión, que podrán cumplir en libertad vigilada por un plazo de tres años, como cómplices de la desaparición de Gonzalo Toro Garland.

Publicidad

El magistrado, además, absolvió al médico Patricio Silva Garín, subdirector del Hospital Militar de Santiago en esa época, al no acreditarse su participación en los hechos.

La víctima, de 46 años y militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), agrupación que resistió con las armas a la dictadura, recibió varios disparos por la espalda al ser detenido el 4 de abril de 1974 en las afueras de la casa central de la Universidad de Chile, en el centro de Santiago.

Toro fue atacado por agentes de la DINA cuando salía de la universidad, tras cumplir su jornada laboral en el Drepartamento de Derechos de Autor, y los mismos agentes lo trasladaron al hospital militar, donde permaneció hasta el 1 de agosto del mismo año, cuando se pierde su rastro.

Gonzalo Toro fue ingresado sin registro en el nosocomio castrense al Hospital Militar y bajo condiciones de estricta incomunicación, ocultándole el hecho incluso al coronel del Ejército Horacio Toro Iturra, su primo hermano, que hizo diversas diligencias para saber de su paradero.

El oficial se dirigió incluso al director de la DINA, Manuel Contreras, quien le aseguró que el profesor había quedado en libertad, según declaró en el juicio.

Pese a las condiciones de su permanencia en el hospital, Toro Garland pudo ser visto por familiares, asomado a una ventana que daba a una populosa avenida del sector santiaguino de Providencia.

Hasta noviembre de 1974 el Hospital negó que Gonzalo Toro se encontrara en el recinto, pero después reconoció su hospitalización desde el 4 de abril, hasta el 1° de agosto, fecha en que habría abandonado “por sus propios medios” el nosocomio.

Luz Arce Sandoval, una militante socialista que se convirtió en colaboradora de la DINA tras ser detenida, estuvo en el hospital militar y declaró en el juicio haber visto a Toro Garland:

“Despierto en una habitación (…). Me parece que ahí fue cuando llegó Toro Garland, detenido. Tenía como 5 balazos; lo único que yo le pregunté era si quería que le mojara los labios y me dijo que sí; le pregunté si podía hacer algo más por él y me dijo ‘nunca te olvides de mi nombre’”, relató.

En el aspecto civil, el fallo condenó al fisco a pagar una indemnización de sesenta millones de pesos (unos 100.000 dólares) a un hijo de la víctima.

LO DICE LA GENTE / EFE

Comentarios

Comentarios