Alan García pide “la pena más alta” por corrupto para su exviceministro

LDLG. El expresidente Alan García pidió ayer “la pena más alta” para su exviceministro de Transportes y Comunicaciones Jorge Cuba, quien presuntamente recibió sobornos de la constructora brasileña Odebrecht a cambio de conceder la concesión de la construcción la Línea 1 del Metro de Lima.

“Al corrupto Cuba debe imponérsele la pena más alta por exigir sobornos. Dañó la imagen de la obra más importante hecha en favor del pueblo: el Tren Eléctrico”, señaló el exmandatario en su cuenta de Twitter.

García se pronunció después de que medios locales difundieran ayer las declaraciones que dio este jueves el exdirector de contratos de Odebrecht Carlos Nostre a los fiscales peruanos que investigan el escándalo de corrupción Lava Jato en Perú.

Según esa información, Nostre confirmó ante el fiscal peruano José Domingo Pérez en la ciudad brasileña de Curitiba, que la constructora peruana Graña y Montero, que fue socia con Odebrecht en Perú, dio parte de sus utilidades en la construcción de la Línea 1 del Metro para pagar sobornos al entonces viceministro Cuba.

El exfuncionario, quien cumple prisión preventiva desde enero de 2017 por este caso, dijo en septiembre pasado a la Fiscalía que los actores políticos encargados de generar el marco legal y facilitar la ejecución de la obra del Metro de Lima fueron Alan García (1985-1990 y 2006-2011) y el entonces ministro Enrique Cornejo.

PUEDE LEER: Caso Odebrecht: Prolongan por 12 meses prisión preventiva contra Jorge Cuba

“Ellos gestionaron y aprobaron decretos de urgencia, decretos supremos y resoluciones ministeriales que ayudaron a Odebrecht“, señaló.

Según el diario La República, Nostre también declaró al fiscal Pérez que cuando trató del descuento de las utilidades con el gerente general de Graña y Montero, este le dijo que estaba conforme, y que el total del soborno a Cuba fue de 20 millones de dólares, una cifra que difiere de los 8,1 millones de dólares que señaló el exapoderado de Odebrecht en Perú, Jorge Barata.

Graña y Montero señaló hoy, en un comunicado, que “toma con sorpresa” las declaraciones de Nostre y que su actual gestión “no cuenta con información alguna que corrobore” este testimonio.

Anunció, sin embargo, que su directorio ha determinado que su Área de Riesgos y Cumplimiento inicie las indagaciones correspondientes de manera interna.

El caso Odebrecht sigue el rastro de los millonarios sobornos que la compañía admitió ante la Justicia estadounidense haber pagado a funcionarios a cambio de adjudicarse grandes obras entre el 2005 y 2014.

Este período abarca los gobiernos de Alejandro Toledo (2001-2006), con orden de captura por supuestamente haber recibido un soborno de 20 millones de dólares y Alan García (2006-2011), incluido en la investigación del caso de los sobornos para la construcción del Metro de Lima.

También al gobierno de Ollanta Humala (2011-2016), quien cumplió prisión preventiva hasta abril pasado mientras se le investiga por la presunta financiación irregular de sus campañas electorales.

Además, se investigan los presuntos vínculos y aportes otorgados al expresidente Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), a la líder opositora Keiko Fujimori, así como a la exalcaldesa de Lima Susana Villarán.

LO DICE LA GENTE / EFE

Comentarios

Comentarios