Fiscalía, Procuraduría y Odebrecht logran cerrar un nuevo compromiso de colaboración

LDLG. Luego de negociaciones intensas y prolongadas, de marchas y contramarchas, la fiscalía, la procuraduría y Odebrecht, finalmente lograron cerrar un compromiso de colaboración que permitirá consolidar las investigaciones en curso en el Perú y que las autoridades peruanas terminen de recibir las pruebas y los testimonios sobre los sobornos pagados por empresa brasileña en el país.

El convenio marco de cooperación judicial se firmará la próxima semana, según confirmaron fuentes que participaron en las negociaciones y que citan medios locales. La colaboración de Odebrecht con el Equipo Especial Lava Jato se había suspendido en junio pasado, luego de un pedido que realizó la constructora a las autoridades brasileñas, al alegar que el Perú “estaría incumpliendo los requisitos establecidos por Brasil para la asistencia jurídica en las investigaciones”, al alegar que se persigue a la empresa judicialmente en el país.

Esta semana se superó el último —y mayor— escollo para llegar a un acuerdo: el monto y el plazo de pago de la reparación civil. El último miércoles, el procurador Jorge Ramírez y representantes de Odebrecht en Perú, encabezados por Mauricio Cruz, convinieron una cantidad —que será menor a los US$ 1.500 millones que se preveían hace un año—, informó La República. La cantidad aún debe ser aprobada por la matriz de la constructora en Sao Paulo, Brasil, pero se da por descontada la respuesta positiva.

El objetivo es que, por un lado, Odebrecht pueda pagar el monto sin declararse en quiebra y sin que deje de cumplir con sus otras obligaciones económicas y, por el otro, que el Estado pueda cobrar sin mayores trámites, en las fechas establecidas. La cantidad convenida se fijó en base a la Ley 30737, que aprobó el Congreso en  marzo pasado y que tiene como fundamento los hechos ilícitos reconocidos por la constructora brasileña.

Se supo que son cuatro los proyectos en los que Odebrecht formalmente aceptaría responsabilidad y sobre los que pagaría la reparación civil: la vía Interoceánica, en el régimen del hoy prófugo Alejandro Toledo; el Metro de Lima, en la última gestión de Alan García, actualmente escondido en la embajada de Uruguay en Lima y a la espera de que se resuelve su pedido de asilo; la Costa Verde-Callao, que implica al exgobernador chalaco Félix Moreno, para quien la fiscalía ha vuelto a pedir prisión preventiva; y la Vía Evitamiento-Cusco, en la gestión de Ollanta Humala, obra por la que ya está detenido el expresidente regional Jorge Acurio.

Según el acuerdo que ya se está redactando, los aportes a las campañas políticas no serían parte de la reparación civil, pero la empresa se compromete a colaborar con las autoridades en las investigaciones por este y otros casos, sin excepción, para ayudar a esclarecer todos los actos de corrupción sobre los que pueda tener información. Una vez que el convenio se firme por las tres partes en mención, se elevará al juez competente, probablemente Richard Concepción Carhuancho, para la homologación legal y la sentencia de colaboración eficaz.

El nivel de colaboración de Odebrecht con el Perú será igual al que mantiene ahora con la Procuraduría Anticorrupción brasileña, que ha acompañado y alentado este acuerdo, según IDL-reporteros. A cambio de entregar los testimonios y todas las pruebas documentales de los sobornos, la constructora y sus exejecutivos serán excluidos totalmente de todos los procesos en curso en Perú. La mayoría de estos ya han sido condenados en Brasil.

LO DICE LA GENTE / Fuente: La Mula.pe

Comentarios

Comentarios