ENFOQUE: Ponerle límites a la Tecnología

LDLG. Si empezamos a analizar cómo entretenemos a nuestros hijos en casa, es muy probable que nos demos cuenta que lo primero que se nos ocurre es darle un dispositivo móvil para que se quede quieto. O mientras almorzamos en familia, varios de los miembros, sobre todo a los más pequeños, están ingiriendo su comida sin apartar la mirada de la Tablet o del móvil.

Se trata de unas escenas impensables hace años y que causan reacciones encontradas. Por una parte, hay quien observa con felicidad cómo los niños no molestan y cómo están entretenidos con quizás una serie educativa. Otros, ven a los niños que no interactúan con nadie, siempre estimulados por una pantalla, que ya no saben entretenerse sino con píxeles. Y es que nuestros niños ya han nacido en la era digital, son los llamados “nativos digitales” por su facilidad para interactuar con tablets y Smartphone.

Sin embargo los padres antes de regalar un dispositivo móvil deberían considerar los aspectos positivos y negativos  para regular ese gran entretenimiento al que es muy fácil que se acostumbren.

Un niño frente a una Tablet  o Smartphone con una serie es un niño que no hable , que no se relaciona durante ese rato, que mantiene sus ojos pegados a la pantalla y que no quiere jugar a nada. Un niño a fin de cuentas aislado.

Sabemos que los niños necesitan desarrollar su imaginación y aunque los dispositivos electrónicos ayudan a los niños a aprender a través de aplicaciones educativas, los padres deben poner un límite de uso.

LO DICE LA GENTE / Internet Medios / Laura Espinoza Ruiz.

Comentarios

Comentarios