OPINIÓN: Los talareños necesitamos una ciudad mejor

LDLG. Debe entenderse que el éxito en la gestión municipal depende de la claridad con que se vislumbren los objetivos organizacionales y que todos los componentes de la administración compartan un mismo horizonte, cuando no un mismo fervor para empeñarse en alcanzarlo.

En la Municipalidad Provincial de Talara, al menos en relación con las principales demandas de la población, no existe ese horizonte común ni el fervor repartido, sino el afán de ciertas personas de convertirse en protagonistas a costa de algún intento de ordenamiento de la ciudad, bastante lastimada por la informalidad, bastante herida y deshonrada por la dejadez de autoridades y ciudadanos comunes.

Creo firmemente que ciudades bien construidas serán, en el futuro, las nuevas arcas que nos salvarán de los diluvios y otras desgracias, siempre y cuando exista planificación. Asimismo, serán los principales vehículos conductores del desarrollo.

Nuevamente, se acerca el tiempo de los votos, las promesas y la demagogia. Sin embargo, como hace 4 años nos encontramos ante los mismos problemas porque la actual gestión no cumplió tanto que ofreció.

Es una desgracia para Talara que sus problemas sean los mismos desde hace décadas. Allí nuevamente están la inseguridad y la basura sin solución, la corrupción, el problema del agua potable y el alcantarillado, el transporte urbano, las pistas, el desorden, el comercio ambulante, el desempleo como inicio de los problemas sociales.

Hace 4 años, los candidatos a ocupar la Alcaldía de Talara se quedaron en el diagnóstico de los problemas. Algunos apuntaron algunas soluciones, pero tal vez por el tiempo, o simplemente porque la conquista del voto, la cancioncita de campaña o el coqueteo con las masas les preocupa más que la provincia en sí, no mostraron planes técnicos ni ahondaron en explicar de dónde iban a sacar los recursos para hacer realidad tantas promesas.

Que la historia no se repita. Pero para ello se necesita que el ciudadano-elector apueste por un voto responsable. Los talareños tenemos derecho a una ciudad mejor.

LO DICE LA GENTE / A. Abad T.

Comentarios

Comentarios