18.1 C
Talara
domingo, agosto 1, 2021

Google acepta una multa francesa de 220 millones de Euros y promete rectificar

Los compromisos adquirido por Google tendrán carácter obligatorio durante tres años

Debes leer

Unión Europea: JNE de Perú enfrentó acusaciones no probadas y campaña de desprestigio

El informe final de la Misión de Observación Electoral (MOE) de la Unión Europea (UE) respecto a las elecciones...

Presidente de Bolivia llama a la unidad en América Latina

El presidente de Bolivia, Luis Arce, llamó hoy a la unidad de los países de América Latina durante una...

Grupo de Puebla presentará Modelo Solidario de Desarrollo

Más de 50 líderes de 16 países encabezaron este viernes una cumbre del Grupo de Puebla que, en este...

LDLG. Francia, uno de los países que más se resisten al dominio estadounidense en la economía digital, ha impuesto una multa de 220 millones de euros a Google por abusar de su posición dominante y perjudicar a sus competidores en el mercado publicitario en línea.

Más importante incluso que la sanción en sí misma es el hecho de que el gigante digital norteamericano la haya aceptado, en negociación con la Autoridad Francesa de la Competencia, y se haya comprometido a corregir unas prácticas que muchos actores consideraban inaceptables. Tanto los expertos en economía digital como el Gobierno francés calificaron el desenlace del pulso con Google de “histórico” porque altera las reglas de juego de cara a garantizar una mayor equidad en el pujante sector.

Según las autoridades francesas Google limitaba el atractivo de otros servidores publicitarios para aumentar su cuota de mercado.

Se trata de la segunda gran multa que recibe Google en Francia en los últimos años. En el 2018, la compañía californiana ya hubo de pagar 150 millones de euros por vulnerar la libre competencia.

Las autoridades francesas están muy satisfechas porque se trata de una nueva victoria de su filosofía de abordar la globalización. Esta ha sido una noticia de enorme impacto en Francia, un triunfo económico y político de primera magnitud.

El logo de Google, en sus oficionas centrales de Bruselas

A buen seguro que el presidente Emmanuel Macron y su partido lo van a explotar ante las próximas elecciones regionales y las presidenciales del año que viene. Frente a la retórica antiglobalista de la ultraderechista Marine Le Pen y de la izquierda radical, Macron podrá esgrimir que su presión ha servido para cambiar las cosas, para que las multinacionales se rasquen el bolsillo y se aseste un golpe inédito a los paraísos fiscales.

La presidenta de la Agencia Francesa de la Competencia, Isabelle de Silva, indicó que el informe elaborado sobre las prácticas de Google de darse prioridad y favorecer de manera casi automática sus propios servicios en la comercialización de anuncios publicitarios era muy amplio y sólido. Google no tuvo más remedio que cooperar y renunciar a un recurso que no hubiera prosperado. De no colaborar, la multa habría sido todavía mayor.

LO DICE LA GENTE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

Más artículos relacionados

- Advertisement -