25.4 C
Talara
sábado, diciembre 4, 2021

El alza de los precios sigue encareciendo la factura energética

No es sólo que el precio del petróleo WTI y Brent hayan recuperado valores que no se veían desde hace por lo menos un lustro, no, sino que en una de las materias primas más utilizadas a la hora de generar energía, el gas natural, habría que retroceder más de una década para encontrar unos precios similares.

Debes leer

Putin y Biden celebrarán el martes una cumbre virtual, según el Kremlin

 Los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y EEUU, Joe Biden, celebrarán el próximo martes una cumbre telemática, según informó hoy el Kremlin. “Será...

EEUU evita el cierre de gobierno horas antes de quedarse sin fondos

El presidente de EEUU, Joe Biden, firmó este viernes una ley para evitar un cierre de la Administración solo horas...

Pesebres de Perú, Uruguay y Colombia en exposición navideña en el Vaticano

 Belenes de Perú, Uruguay, Colombia figuran entre los más de 120 nacimientos que protagonizarán la Exposición Internacional 100 Pesebres en...

Uno de los principales escollos que durante años han encontrado las energías renovables a la hora de implantarse de forma masiva es el de su inconstancia a la hora de abastecer el suministro, y es que elementos tales como el sol o el viento no irradian o soplan de forma constante durante todas las horas del día -al contrario que las centrales que obtienen su energía de la fuerza de las mareas, al fin y al cabo el tirón gravitatorio de la Luna lleva ejerciendo su influencia sobre las masas de agua terrestres de forma ininterrumpida desde hace miles de millones de años- y esa falta de fiabilidad las podía hacer más caras que las energías obtenidas del crudo y del gas natural, pero ahora el mundo ha descubierto de la forma más dolorosa posible que los combustibles fósiles y el entramado logístico-industrial formado a su alrededor puede jugarle una malísima pasada a pesar de que se presentaban como la alternativa fiable frente a las “dudosas” energías renovables.

No es sólo que el precio del petróleo WTI y Brent hayan recuperado valores que no se veían desde hace por lo menos un lustro, no, sino que en una de las materias primas más utilizadas a la hora de generar energía, el gas natural, habría que retroceder más de una década para encontrar unos precios similares.

Aunque esta volatilidad en los precios del crudo y del gas natural puedan ser vistos por los inversores del trading de materias primas como una oportunidad para abrir posiciones con apalancamiento en una u otra dirección -asumiendo el alto riesgo que ello implica-, lo cierto es que está suponiendo un quebradero de cabeza para gobiernos y ciudadanos de medio mundo por igual, así que incluso para los no inversores es interesante saber qué opinan expertos y analistas sobre las causas de este nuevo golpe a la economía mundial.

Efectos inesperados y geopolítica

Aunque la infraestructura de oleoductos y gasoductos mundial no deja de mejorar año a año y los conflictos bélicos en torno a las principales zonas de extracción y transporte de esta vital materia prima parecen haberse enfriado al menos de forma momentánea, el gas natural ha aumentado su precio en un momento en extremo delicado para la economía internacional, y es que la altísima demanda nacional de gas en Corea, Japón o China han contribuido de forma decisiva a mantener los precios del gas alto, hasta tal punto que en varios países europeos los precios han roto máximos de forma consecutiva varias veces en pocas semanas.

Con unas reservas de gas natural licuado bajas por lo general y los productores limitando la oferta por diversos motivos; sacar la mayor tajada posible en un momento de gran demanda, por tensiones con sus vecinos con los que comparten la propiedad de infraestructuras de transporte o sencillamente por la crisis global que está experimentando el transporte marítimo mundial, una de las pocas cosas que se han sacado en claro de esta crisis es la necesidad en avanzar en una cierta autosuficiencia energética, ya sea mediante el nuevo auge de las nucleares o por la apuesta cada vez mayor por las energías renovables a nivel mundial, todo ello teniendo en cuenta que las energías fósiles no van a perder importancia de la noche a la mañana, ni siquiera entre los inversores.

La dificultad de predecir el futuro de los precios

Para asegurar el suministro futuro de una materia prima o que los productores iban a vender toda su producción, nació el instrumento financiero de los futuros, el cual ponía de acuerdo a productores y consumidores en un precio a pagar en el futuro de tal forma que tanto los unos como los otros salieran beneficiados asegurándose los primeros que iban a conseguir colocar su mercancía y los segundos que iban a tener las materias primas necesarias al margen de las circunstancias.

Pero como es lógico, toda actividad humana es susceptible de convertirse en instrumento para especular -al fin y al cabo existe un mercado de derechos de emisión de CO2, un instrumento creado para contaminar menos- y lo mismo ha ocurrido con los futuros, que de hecho, al igual que las materias primas mencionadas más arriba y con los mismos riesgos que afectan a cualquier producto del trading online como el apalancamiento y la volatilidad, también pueden utilizarse como instrumento para operar en una plataforma de trading elegida gracias a las reseñas de brókeres online confiables en Sudamérica. Para finalizar hay que tener en cuenta que la situación actual parece no haberse previsto ni tan siquiera por muchos gobiernos, o sería de esperar que los depósitos de gas natural estuviesen llenos en estos momentos.

LO DICE LA GENTE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

Más artículos relacionados

- Advertisement -