CES 2020: conoce las innovaciones del salón tecnológico de Las Vegas (Vïdeos)

LDLG. La innovación se esconde en los detalles. Algunos dispositivos apenas superaron la fase de prototipo, pero lograron destacar en el preestreno del CES 2020, el mayor evento mundial de tecnologías de gran consumo, que se celebra entre el martes y el viernes en Las Vegas, Estados Unidos.

Aquí te los presentamos:

Parabrisas algorítmico

Bosch, el gigante alemán de la ingeniería, presentó en el Consumer Electronics Show (CES) su “Virtual Visor“, una tecnología que se incorpora al parabrisas de un vehículo y utiliza la inteligencia artificial, el reconocimiento facial y los cristales líquidos para proteger a los conductores deslumbrados por el sol.

Una cámara sigue las sombras en la cara del conductor y unos algoritmos analizan su vista para oscurecer únicamente las zonas del parabrisas de donde llega la luz cegadora.

Los deslumbramientos causan miles de accidentes cada año, según un estudio de la autoridad estadounidense de seguridad vial citado por Bosch.

“A veces las innovaciones más simples son las que tienen el mayor impacto”, declaró Steffen Berns, presidente de Bosch Car Multimedia. 

Un portavoz indicó que el grupo entabló conversaciones para vender esa tecnología.

Pienso, luego juego 

La empresa emergente francesa NextMind reinventó el mítico videojuego Duck Hunt de Nintendo, que consistía en disparar a patos. Pero esta vez el jugador no necesita un mando o una pistola electrónica, sólo tiene que concentrarse intensamente en el pato pixelado para matarlo literalmente con la mirada. 

Para conseguirlo hay que colocarse una cinta en la cabeza con sensores situados en la parte posterior del cráneo, a la altura del córtex visual. 

La tecnología capta las señales neuronales para entender las intenciones del usuario y las traduce en aplicaciones adaptadas. 

El jugador tiene la sensación de controlar directamente la imagen en pantalla con su mente, aunque puede llevar unos segundos de concentración hacer explotar un pato. 

NextMind tiene previsto vender kits de desarrollo para profesionales como los editores de videojuegos o compañías que trabajen con la realidad virtual. 

Electricidad sin cables 

La empresa estadounidense Teratonix propone generar electricidad a partir de las ondas electromagnéticas para suministrar energía a los sensores domésticos o urbanos, que se multiplican en esta era del internet de las cosas. Con esa innovación ya no se necesitarían cables ni pilas para esos pequeños dispositivos que miden la temperatura o los movimientos, por ejemplo.

Hay un gran cantidad de ondas de radiofrecuencia en el aire, tanto en la calle como en los hogares, ya que son generadas por el wifi o las antenas de telefonía móvil.

“Tuvimos esa idea hace 10 años, publicamos nuestra investigación hace cinco, y registramos una patente el año pasado”, cuenta Johnny Huang, el confundador de Teratonix. “Ahora estamos llevando a cabo una prueba con (la empresa petrolera) Shell”. 

En el futuro, la compañía prevé integrar su dispositivo en las costuras de la ropa conectada para optimizar el funcionamiento de los sensores. 

Una lámpara para la dislexia 

La dislexia no es una enfermedad, sino un trastorno de la lectura que no se puede curar, explica la compañía francesa Lexilife. Pero algunas herramientas y un largo trabajo con expertos pueden facilitar la vida de las personas que la padecen. 

Los disléxicos tienen dos ojos llamados “dominantes” en lugar de uno, lo que produce una especie de efecto “espejo” que nubla la vista y dificulta la distinción entre una b y una d, por ejemplo. 

La lámpara diseñada por Lexilife emite una luz pulsada y modulada que suprime ese efecto. Estará a la venta a finales de enero. 

Motor musical

“Y ahora, sabes que el motor está funcionando”, exclamó el productor musical italiano Giorgio Moroder justo después de que el público escuchó por primera vez el sonido que compuso para los motores eléctricos de la también italiana FPT Industrial.

La compañía ha forjado una alianza inesperada con este compositor, conocido por haber ganado el Óscar a la mejor canción original por “What a Feeling” de “Flashdance” y “Take My Breath Away” de “Top Gun”. 

Moroder ha creado “Preludio”, una “banda sonora” electrónica de apenas unos segundos de duración que se activa cuando el conductor enciende un vehículo con un motor eléctrico de la marca. 

“Estamos en una fase de transición entre los motores de gasolina o diésel y los motores eléctricos silenciosos, que pueden ser desconcertantes. A partir de ahora habrá un ruido familiar en el arranque”, dijo Philip Scarth, director de la filial del grupo en Arbon, Suiza, a la AFP. 

Músculos mecánicos 

Levantar una maleta de casi 23 kg con una mano ahora será posible para los empleados de Delta Air Lines gracias a un exoesqueleto diseñado en colaboración con Sarcos Robotics. 

El aparato, que funciona con baterías, soporta su propio peso y debería permitir levantar hasta 90 kg durante ocho horas seguidas sin esfuerzo, según la compañía aérea, que planea probarlo pronto. 

Panasonic, por su parte, presentó sus propios “robots de apoyo”, exoesqueletos que serán utilizados por el personal responsable de mover pesas y otros equipos deportivos para los atletas en los Juegos Paralímpicos de Tokio este año.

Jugar a programar

En el juego “Mochi” (el nombre de un postre japonés hecho de arroz glutinoso), los niños encontrarán todos los elementos necesarios para construir un carrito robótico de madera tripulado por un osito de peluche. 

Luego tendrán que reconstruir las aventuras del osito tal como se describen en un libro, programando recorridos para el carrito mediante la colocación de piezas en un tablero, también de madera (por ejemplo: dos números rojos seguidos de un elefante azul para activar un movimiento determinado). 

La idea es enseñarles a codificar sin mirar una pantalla.  “Mi hija de 3 años y yo tuvimos esta idea”, dijo Mihran Vardanyan, director de tecnología de Creativity Box, cuyo lema es “Aliente al innovador en ciernes”.

La magia del código

Los aprendices de programadores de todas las edades también están invitados a ingresar al “mundo mágico del código” de Disney.

El programa “The Disney Codeillusions”, lanzado recientemente en Estados Unidos, se basa en personajes populares de los dibujos animados de ese estudio. 

“Por ejemplo, con ‘Frozen’, puedes aprender a crear la nieve mágica de Elsa”, dice Satoshi Miyagawa, director de Life is Tech USA. “En ‘Zootopia’, creas un sitio web para reclutar nuevos oficiales de policía”. 

Los cursos en línea están diseñados para los niños, pero la compañía ha descubierto que muchos adultos interesados en la programación también aprecian esta forma divertida de adquirir nociones básicas.

Sin embargo, quienes busquen entrar a este mundo de ilusión y código informático tendrán que tener una billetera abultada: el programa cuesta 1.900 dólares.

Bocados de videos 

“Vamos a contarles grandes historias en pequeñas piezas”, anticipó el productor cinematográfico Jeffrey Katzenberg, el fundador de Quibi, en un escenario del CES el miércoles. 

El nuevo servicio de streaming, cuyo lanzamiento está previsto para abril, espera sacudir la industria del contenido de video para plataformas de internet o televisión con programas originales de 10 minutos.

Estarán especialmente pensados para teléfonos inteligentes, utilizando funciones como la geolocalización, el momento del día y las transiciones en la posición de la pantalla, de vertical a horizontal. La idea es atraer a un público joven que está constantemente en movimiento con videos para ver mientras espera en una fila o se traslada en el transporte público, por ejemplo. 

El cofundador y alto ejecutivo de DreamWorks SKG se inspiró en “El Código Da Vinci” de Dan Brown, un libro con 100 capítulos de unas cinco páginas cada uno. 

Katzenberg explicó que todo los contenidos (comedias, documentales, deportes, noticias, entre otros) serán originales y producidos por los “nombres más importantes de Hollywood”.

LO DICE LA GENTE / Internet Medios / EFE