26.1 C
Talara
lunes, marzo 20, 2023

¿Debemos seguir una dieta eterna para mantener una vida saludable?

Los hábitos de nuestros abuelo es un buen punto de referencia para seguir una alimentación saludable

Debes leer

Médicos advierten incremento de casos de pubertad precoz por sobrepeso

Niños y niñas con sobrepeso, debido a una mala alimentación o por la falta de actividad física, tienen mayor...

Alertan que acumulación de basura es una amenaza para la salud pública

La acumulación de desperdicios que afecta a distintas zonas de las ciudades, sumado a las altas temperaturas del verano,...

Asegurados al SIS continuarán con sus atenciones en cualquier posta o centro de salud a nivel nacional

Con el fin de asegurar el acceso a los servicios integrales de salud de calidad, oportuno y de manera...

Los hábitos alimenticios han cambiado rotundamente con el pasar del tiempo, el trabajo, las clases y la acelerada forma de vivir que tenemos nos obligan a reducir el tiempo que le dedicamos a elegir lo que consumimos, lo que a diferencia de nuestros padres y abuelos, significaba una actividad importante en la vida cotidiana.

“Actualmente cada vez damos menos importancia a la comida, pero en época de nuestros antepasados era un pilar fundamental: paraban a comer, se juntaban alrededor de una mesa y los miembros de la familia conectaban en ese momento de disfrute y descanso”, comenta la psiconutricionista Itziar Digón.

Es así que nos referimos a la alimentación consciente, una acción alimenticia desarrollada por nuestros antecesores de forma inconsciente. De esta forma si echamos un vistazo a su dieta tradicional, existen muchas ventajas debido a que dichos platos caseros eran elaborados sin ingredientes procesados.

Aunque los hábitos alimenticios de nuestros padres y abuelos suenan muy beneficiosos, los nutricionista no recomiendan seguirla a pie de la letra, ya que existen otros factores que debemos tomar en cuenta al momento de elegir nuestra dieta diaria.

“Es importante destacar que el estilo de vida de nuestros abuelos evidentemente no es el que seguimos actualmente. Por ejemplo, los tipos de trabajo que tenían implican mucha más actividad física en comparación con los actuales. Aunque comieran platos más guisados o contundentes, al tener un estilo de vida más activo, el impacto sobre la salud de estos platos no era el mismo”, explica la nutricionista Mireia Cabrera Cárdenas.

Teniendo en cuenta estos indicadores, se recomienda reajustar esas recetas tradicionales a nuestro estilo de vida actual, aligerando las salsas y evitando las mantequillas que se usaban antes para cocinar.

Aunque la falta de tiempo es un problema para enfocarnos en nuestra alimentación, con el simple hecho de ordenar nuestro horario e ir al mercado a realizar las compras de la semana, contribuye a que elaboremos una dieta saludable.

Por otro lado, los especialistas ponen como otra opción, optar por ir a restaurantes de comida tradicional, ya que, dichos establecimientos mantienen la opción de consumir comidas preparadas en el día.

Estas acciones son una contribución de nuestra parte, para dejar de consumir alimentos procesados o embolsados que contiene preservantes y conservadores, los cuales a la larga afectan nuestras salud.

Asimismo, los empaques de alimentos procesados contaminan el medio ambiente, es asi que optar por ir a comprar alimentos al mercado es una actividad sostenible que no daña al planeta.

LO DICE LA GENTE

- Advertisement -
- Advertisement -

Más artículos relacionados

- Advertisement -