Cómo limpiar tu salón de belleza a raíz del COVID-19

los empresarios deben tener en cuenta que antes de abrir su negocio es recomendable contratar los servicios de una empresa de fumigación, para asegurarse de estar en un lugar libre de virus dañinos y presentar el certificado entregado a los fiscalizadores.

Para poder brindar un servicio totalmente seguro, las barberías y salones de belleza deben cumplir un protocolo de limpieza y desinfección. Por ese motivo, te mostramos cuáles son las pautas que debes tener en cuenta para armar un plan de limpieza y desinfección en tu negocio. 

1. Haz una investigación

Publicidad

Cuando tratamos el tema de limpieza y desinfección es importante estar bien informados sobre los productos autorizados y las soluciones químicas autorizadas para usar. 

Además, es necesario saber sobre en qué superficies utilizar ciertos productos ya que dependerá mucho del tipo de materiales, del contacto continuo con la superficie y demás factores. 

Recuerda que realizar una buena investigación, puede hacer la diferencia entre reactivar la salud financiera del negocio y sumergirlo en una crisis financiera debido al coronavirus. 

2. Un protocolo de limpieza 

Contar con un protocolo de limpieza y desinfección es vital para que el gobierno municipal apruebe la reapertura del salón de belleza. 

Saber cuales son las superficies que tienen mayor contacto con los clientes y trabajadores, también permitirá crear un plan de desinfección afectivo. Además, saber que insumos se necesitarán para proveer a los clientes (alcohol, guantes, etc), te ayudará a calcular el precio a invertir en esos productos.

Por otro lado, los empresarios deben tener en cuenta que antes de abrir su negocio es recomendable contratar los servicios de una  empresa de fumigación, para asegurarse de estar en un lugar libre de virus dañinos y presentar el certificado entregado a los fiscalizadores. 

3. Entrena  al personal 

Es extremadamente importante que el personal tome en cuenta la importancia de seguir estos procedimientos y conozcan las consecuencias de no seguir los protocolos establecidos.

En este caso es recomendable realizar una ejecución del protocolo, en seco para determinar el tiempo que se requiere para limpiar entre servicio y servicio, de modo que puedan ajustar el horario en consecuencia.