Confirmado: Estudio argentino revela que la ivermectina reduce la carga viral de COVID-19

Según el equipo de científicos argentino, la ivermectina es capaz de reducir la carga viral en pacientes de coronavirus permitiendo al sistema inmune del enfermo defenderse mejor. Se trata de un tratamiento antiparasitario que ya tiene licencia de comercialización y sus resultados frente al coronavirus son positivos.

El estudio realizado en Argentina sobre la ivermectina ha concluido que “determina claramente” la capacidad del fármaco para reducir la carga viral del coronavirus por lo que permite al sistema inmune del paciente “tener mejores ventajas para pelear el virus”.

“Lo que buscamos es en la etapa temprana una herramienta para bajar la carga viral del coronavirus y que le de sustento a la respuesta inmune del individuo para que se pueda defender”, precisó el director del Centro de Investigaciones Veterinarias de Tandil, Carlos Lanusse, en Argentina.

Publicidad

Este estudio, del uso de la ivermectina para frenar al coronavirus, se ha llevado a cabo sobre 45 pacientes hospitalizados en estado leve o moderado en los primeros 5 días de la enfermedad. De estos 45, 30 recibieron la ivermectina y 15 actuaron como grupo control. El estudio sirve como precedente para futuros estudios con hipótesis clínicas sobre una muestra mucho mayor.

Su uso comercial ya está aprobado

El uso comercial de la ivermectina ya está aprobado y su forma de actuar se basa en ocupar los transportadores celulares que el virus emplea para pasar del citoplasma al núcleo de la célula, “donde el virus utiliza la maquinaria replicadora de la célula para seguir multiplicándose”.

El grupo de científicos establece que el fármaco es más eficaz en las etapas iniciales de la enfermedad, incluso antes de que aparezcan los síntomas, ya que en muchos casos cuando los síntomas llegan a su máximo ya no hay carga viral.

Además esta investigación lanza una nueva hipótesis sobre si la ivermectina “puede o no tener un nicho de oportunidad como preventivo”, que deberán despejar futuras investigaciones. Este estudio, que se inició en mayo, es fruto de una cooperación público-privada, en la que estuvo presente el Ministerio de Ciencia y Tecnología, cuyo titular, Roberto Salvarezza, participó en la presentación de hoy y resaltó la “validez científica” que aporta a la discusión sobre el uso del fármaco.

La ivermectina tomó fuerza como posible remedio para mitigar el coronavirus a raíz de un estudio conducido por científicos australianos en abril, acerca del efecto in vitro, en tubos de ensayo con cultivos celulares, que demostraba la capacidad del fármaco para suprimir la replicación viral en 48 horas.

A este estudio lo siguieron meses de debate científico que ahora cuenta con la evidencia aportada por el equipo argentino sobre pacientes, y que permitirá avanzar la investigación para determinar un uso concreto de la ivermectina sobre contagiados de COVID-19.

EFE – INFOBAE