Indígenas entran y toman posesión simbólica del Parlamento de Ecuador

LDLG. Los dirigentes del movimiento indígena de Ecuador tomaron este viernes posesión simbólica de la Asamblea Nacional del país tras llegar a un acuerdo con los organismos de seguridad y tras una violenta jornada en sus inmediaciones.

EFE constató la entrada de los dirigentes al poder legislativo para exigir al gobierno de Ecuador que ponga fin a los recortes que aprobó la semana pasada, entre ellos al decreto 883 sobre la eliminación de subsidios a la gasolina.

“Es una victoria yo creo inolvidable que dejaremos sembrada para nuestra futura generación”, dijo a Efe el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas, Jaime Vargas, tras tomar posesión de forma simbólica de la sede.

Antes, los indígenas habían rodeado el edificio, situado en el centro de Quito sobre una colina en la que por la mañana tuvieron lugar violentos choques con la policía.

El objetivo declarado de la Confederación de Nacionalidades Indígenas había sido la toma del edificio, como ya había ocurrido el martes durante la jornada de Huelga General convocada por los sindicatos.

Arropado por decenas de dirigentes de todo el país, Vargas dijo que “hoy estamos presentes defendiendo los grandes intereses de nuestro país”.

“Hoy hemos sido reprimidos con mayor fuerza con este Gobierno que no responde a los intereses del pueblo ecuatoriano”, agregó el dirigente indígena sobre los violentos disturbios que se desencadenaron cuando las fuerzas del orden les bloquearon el paso por la mañana.

Según la fuente, en los choques resultaron heridos más de 100 personas, pero “el pueblo ha decidido seguir luchando”y “estamos aquí presentes hasta conseguir nuestro objetivo”.

Un objetivo que es la eliminación de la subida del precio de los carburantes prevista en el decreto 883 anunciado por Moreno la semana pasada, origen de las protestas de los últimos nueve días.

Este recorte buscaba alistar recursos para las arcas del Estado en respuesta a las condiciones que el FMI y otras entidades habían puesto al país para recibir un línea de crédito de más de 10.000 millones.

El presidente ecuatoriano llamó este viernes al movimiento indígena a dialogar sobre el polémico decreto y a hablar de “a dónde deben dirigirse sus recursos” para asegurarse de que “vayan a quienes más lo necesitan”.

Se trata de la primera vez que el presidente ecuatoriano ofrece a los indígenas hablar del decreto en sí, ya que hasta ahora solía ofrecer el diálogo pero sin mostrar disposición a revertir la medida.

Por el momento los indígenas no han revelado cuales son sus intenciones futuras, y de si se conformaran con haber entrado a la Asamblea o permanecerá allí” de forma ilimitada.

LO DICE LA GENTE / Internet Medios / EFE