19 C
Talara
domingo, agosto 14, 2022

Las crisis que vive Latinoamérica apremian a la academia, según expertos

XII Congreso Latinoamericano de Investigación para la Paz.

Debes leer

Argentina, Bolivia, Ecuador y México expresan apoyo a la democracia en Perú

Los gobiernos de Argentina, Bolivia, Ecuador y México emitieron un pronunciamiento a favor de la democracia en el Perú,...

Chile: Boric recalca necesidad de aprobar nueva Constitución en plebiscito

El presidente de Chile, Gabriel Boric, insistió hoy en la necesidad de aprobar una nueva Constitución, que sustituya la de 1980, redactada...

EEUU: Importantes empresas chinas renuncian a cotizar en la Bolsa de Nueva York

Cinco grandes compañías estatales chinas, incluidas los gigantes energéticos PetroChina y Sinopec, además de Aluminum Corporation of China (Chinalco), China Life Insurance y una filial...

La crisis social, política y económica que atraviesa Latinoamérica, agravada desde 2020 por la pandemia de la covid-19, apremia a la academia y otros sectores sociales, expresaron este sábado expertos al cierre del XII Congreso Latinoamericano de Investigación para la Paz.

La crisis también apremia “a los movimientos sociales y al conjunto de la ciudadanía a apostar de manera valiente y decidida por la construcción colectiva de propuestas que transformen radicalmente nuestra matriz de relación con la madre tierra”, subraya la declaración del Congreso, que se celebró de manera virtual, por la pandemia de covid-19, a la que tuvo acceso EFE.

Añade que es urgente transitar de la explotación de los recursos naturales, al respeto y el cuidado de los bienes naturales, y que es necesario superar el paradigma capitalista y colonial basado en la producción exacerbada, la acumulación de capital, la especulación financiera y la maximización de los beneficios.

Además, “apostar por el decrecimiento y por economías alternativas que retomen la lógica del cuidado, centradas en la atención de las necesidades humanas y la sustentabilidad ambiental, produciendo a pequeña escala y recuperando el trabajo artesanal y campesino, no puede esperar”, expresaron los expertos.

Puede leer: Chile apunta a vacunar a los menores de 11 años antes de octubre

En el Congreso, que fue inaugurado el pasado día 3, cerca de 400 autores de Latinoamérica y otros países, presentaron 250 ponencias académicas, intervenciones artísticas y libros relacionados con la disciplina de los Estudios de la Paz y el Conflicto.

El evento, con el lema “una nueva normalidad es posible y necesaria”, fue organizado por el Consejo Latinoamericano de Investigación para la Paz (CLAIP), la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) a través del Área de Paz del Instituto Universitario en Democracia, Paz y Seguridad (IUDPAS) y el Centro de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

LA PAZ LATE CON FUERZA EN LATINOAMÉRICA

La jornada ha ofrecido importantes “espacios de reflexión e intercambio de conocimientos, en los que expertos internacionales hicieron aportes orientados a superar la crisis social, política y económica en la que se encuentra la región tras el estallido de la pandemia”, indicó a Efe Esteban Ramos, coordinador académico del Congreso y coordinador del Área de Paz del IUDPAS, de la UNAH.

Los expertos señalaron además que “la paz late con fuerza en América Latina a pesar de las violencias directas, estructurales y culturales que se manifiestan en el continente”.

“No cabe duda de que en Latinoamérica, la disciplina de los estudios de la paz y el conflicto atraviesa por una etapa especialmente estimulante”, subraya uno de los nueve puntos de la declaración.

Señala además que es necesario superar el paradigma capitalista y colonial basado en la producción exacerbada, la acumulación de capital, la especulación financiera y la maximización de los beneficios.

Los participantes en el Congreso expresaron que “poner fin a la lógica patriarcal y a los privilegios del hombre sobre la mujer se convierte en imperativo moral de la paz”, y que “frente al proyecto de guerra y muerte que busca imponerse en el continente mediante el poder de la violencia instituida, se afirma el diálogo, el amor y la empatía”.

Puede leer: Inversión extranjera en América Latina retrocede una década

“Se reivindica la desobediencia, la acción directa no violenta, la autonomía, el apoyo mutuo y la articulación en redes acentradas y autoorganizadas”, agrega la declaración, que incluye propuestas ante el deterioro del sistema democrático representativo, la corrupción estatal y el uso del poder jurídico como instrumento de protección de las élites y sus intereses particulares.

Frente a la rigidez, uniformidad y verticalidad de la educación formal, propusieron una educación afectiva, liberadora, participativa y transformadora capaz de propiciar las “segundas reflexividades necesarias para potenciar la creación de nuevas realidades y otros mundos posibles”.

“Frente a la salud como negocio y basada en la enfermedad, se plantea una salud integral, eje de vida y bienestar”, indicaron los expertos, quienes además abogaron por prácticas pacifistas de los territorios y comunidades latinoamericanas, como los hilos con los que tejer una nueva normalidad que le devuelva el valor a la vida.

LO DICE LA GENTE

- Advertisement -
- Advertisement -

Más artículos relacionados

- Advertisement -