¿Tienes familiares con glaucoma? Hazte chequeo de la visión a tiempo

LDLG. INO atiende anualmente casi 20,000 pacientes con diagnóstico de glaucoma.

Las personas cuyos familiares padecen de glaucoma tienen mayores posibilidades de desarrollar esta enfermedad que afecta a la visión y puede ocasionar ceguera de no ser tratada a tiempo, señaló el Ministerio de Salud (Minsa).

José Noriega Cerdán, jefe de glaucoma del Instituto Nacional de Oftalmología (INO) del Minsa, recomendó preguntar en casa sobre la historia médica de la familia para saber si algunos antepasados tuvieron esta enfermedad.

“Si se tienen antecedentes familiares, si el papá, la mamá, un hermano o el tíotiene glaucoma, existe alrededor de un 50% de posibilidades de presentar esta enfermedad, por lo que es recomendable someterse a un chequeo oftalmológico preventivo lo más pronto posible”, indicó el profesional.

Es importante saber que los exámenes deben realizarse ante un médico especialista en salud ocular que ofrezca la garantía necesaria y no en cualquier lugar.

De preferencia, las pruebas deben hacerse en establecimientos de salud debidamente acreditados, pues de esa manera se podrá detectar el problema de salud ocular a tiempo para aplicar el tratamiento más adecuado y oportuno.

El glaucoma generalmente se presenta a partir de los 35 a los 40 años de edad y si no se recibe tratamiento lleva a la ceguera. Sin embargo, cerca del 80% de los casos pueden ser tratados, por lo que los chequeos médicos preventivos se constituyen en la principal defensa ante esta enfermedad.

Servicios disponibles

En el INO la atención es especializada, pues dispone de un equipo de profesionales en la salud y tecnología médica ocular que están listos para atender las consultas de la población.

Las personas interesadas en realizarse un despistaje solo tienen que acercarse a la sede de la avenida Tingo María No. 398, Lima, y solicitar la consulta con el oftalmólogo.

El médico determinará los exámenes de campo visual y las reevaluaciones necesarias para detectar o descartar la enfermedad. En algunos casos es necesario realizar tomografías del nervio óptico o cirugías, dependiendo si es un glaucoma de ángulo abierto o de ángulo cerrado.

“El glaucoma de ángulo abierto debe seguir un tratamiento. En cambio, el glaucoma de ángulo cerrado requiere de una cirugía, con aplicación, en algunos casos, de terapia con láser”, explicó Noriega Cerdán.

El INO, que es el instituto especializado en salud ocular del Minsa, atiende anualmente a casi 20,000 pacientes con diagnóstico de glaucoma, y realiza más de 800 cirugías por año en personas aquejadas por la enfermedad.

LO DICE LA GENTE / Internet Medios