Sábado, Marzo 2, 2024

Cáncer de piel: paciente cuenta cómo lo adquirió y cómo lo supera [video]

Cada año se detectan cerca de 10 mil casos de cáncer de piel en el Perú

Últimas Noticias

El intenso calor y la peligrosa radiación UV que tiene el Perú aumenta el riesgo del cáncer de piel, sobre todo cuando la exposición al Sol se dio de manera acumulativa por años y sin protección adecuada. Esto le ocurrió a Ana, quien está superando un cáncer de este tipo en el hospital Edgardo Rebagliati de EsSalud.

Lee también Ola de calor: ¿por qué el Perú tiene la radiación UV más alta del mundo?

El caso de Ana, nombre ficticio de una paciente que prefiere mantener el anonimato, subraya la importancia de tomar medidas preventivas y de sensibilizar a la población sobre los efectos adversos de la exposición prolongada al Sol sin protección, más aún en estos tiempos donde la sensación térmica está llegando a 37°C en Lima.

Esta mujer nacida en el centro poblado San Miguel de Río Mayo, en la región San Martín, contó a la agencia Andina que desde adolescente siempre la acompañó un lunar en el rostro que nunca le causó molestia. Sin embargo, el año pasado, cuando tenía 44 años, el lunar empezó a picar desesperadamente e incluso le provocaba enrojecimiento en su ojo izquierdo. 

Por aquellos días se desarrollaba cerca de su trabajo una campaña de despistaje de cáncer de piel, donde los especialistas advirtieron el peligro y ordenaron exámenes médicos. Tras la valoración clínica y posterior biopsia, los resultados arrojaron la presencia de un melanoma o cáncer de piel que debía extirparse cuanto antes. 

Nunca esperó escuchar esa infausta noticia. Los ojos de Ana se llenaron de lágrimas y la voz se le entrecortó al recordar aquel día, cuando creyó haber recibido su sentencia de muerte. Por su mente, rememoró, solo circulaba la imagen de sus dos hijos huérfanos a tan temprana edad.

El cáncer es muy silencioso. Yo no tenía síntomas. Trabajaba y hacía mi vida con total normalidad. Nunca imaginé tener cáncer (hace un silencio y baja la mirada) …esa palabra es horrible. Me puse muy triste y pensaba qué sería de mis hijos cuando yo empeore por la enfermedad”, expresó.

En los siguientes días, todo era sombrío para ella. No comía ni dormía bien, lloraba todo el tiempo y hasta faltaba al trabajo. Sus compañeros de labores fueron su salvación pues la alentaron a no rendirse porque su cáncer, de acuerdo con el reporte médico, se encontraba en segunda fase y las posibilidades de recuperación eran favorables.

Lee también: Novedosa técnica brinda esperanza a pacientes con cáncer de páncreas

Trabajó en el campo

Ana hace un ejercicio mental para revivir años pasados y arma una teoría: su enfermedad es consecuencia de las largas horas de exposición al Sol durante su infancia y parte de su juventud en el campo, lugar donde se dedicaba a sembrar y cosechar la tierra junto con su familia, sin utilizar gorro ni ropa adecuada que la proteja de la radiación solar. 

Yo soy de provincia, de un pueblito que está a 35 minutos de la ciudad de Tarapoto. Nosotros estamos expuestos a un Sol muy fuerte y la mayoría de gente no sabemos que debemos colocarnos protector. Tampoco sabía que el Sol es malo para las personas que no se protegen”, precisó.  

El 20 de marzo del 2023, Ana ingresó a quirófano, donde le extrajeron el melanoma alojado en el lado izquierdo de su rostro, muy cerca de la nariz. Tenía este lunar desde los 12 años, pero fue cambiando de forma y textura con el paso del tiempo. Tras la operación, requirió de un injerto de piel para rellenar el espacio de donde se retiraron las células cancerígenas.

Gracias a la rápida intervención de los médicos del Hospital Rebagliati y a su oportuno chequeo, Anita puede decir que casi ha superado el cáncer. No necesitó de quimio o radioterapia y, actualmente, acude mensualmente a sus controles en el departamento de oncología.

Estoy muy feliz y agradecida a Dios y a todas las personas y doctores que me ayudaron. Ahora tengo una nueva oportunidad que la vida me da y tengo que poner de mi parte para estar bien de salud”, aseveró.

Lee también: Por primera vez donan en Perú piel de cadáver para niños quemados ¿dónde y cómo?

Detección precoz asegura éxito de operación

La doctora Celia Moisés Alfaro, Jefe del Servicio de Dermatología del hospital Rebagliati, subrayó que el caso de Anita se convierte en un referente para miles de personas en la detección temprana del cáncer de piel con resultados exitosos porque cuando se identifica precozmente y se trata quirúrgicamente, existe la posibilidad de curación. Sin embargo, si se detecta en etapas avanzadas, el cáncer puede extenderse a otros órganos, lo que complica significativamente el pronóstico.

Doctora Celia Moisés Alfaro

Existen tres tipos principales de cáncer de piel: el melanoma, el carcinoma epidermoide y el carcinoma basocelular. De estos, el melanoma es el más preocupante debido a su asociación con los lunares. Es fundamental prestar atención a los cambios, especialmente de aquellos que aparecen después de los 40 años o que presentan signos de alteración en su forma, color o tamaño.

Para la especialista, es de suma importancia el autoexamen regular de la piel y la consulta con un dermatólogo ante cualquier anomalía sospechosa. Además, destacó que el cáncer de piel no se limita a las áreas expuestas al Sol sino también a cualquier parte del cuerpo y que incluso los lunares aparentemente inofensivos pueden volverse malignos con la exposición solar acumulativa, como fue el caso de Ana.

El Sol ejerce sobre nuestra piel un efecto acumulativo. La cantidad de radiación que recibimos a lo largo de los años determinará la presencia de lunares. Entonces, además de lo genéticamente previsto en nuestra piel, si nos exponemos con más frecuencia a la radiación solar tendremos más riesgo de padecer de este tipo de cáncer”. 

Para prevenir el cáncer de piel, recomendó limitar la exposición al Sol, especialmente durante las horas pico de radiación ultravioleta (entre 10.00 am y 3 p.m.). El uso de ropa protectora, gorros de ala ancha y gafas de sol con protección UV son fundamentales, así como la aplicación regular de protector solar.

Anita, ahora en proceso de recuperación, debe seguir estrictamente estas recomendaciones durante los próximos cinco años, manteniendo una vigilancia continua sobre su piel y evitando la sobreexposición al sol, declaró la doctora.

Lee también:  EsSalud: ¿sabías que el 90 % del cáncer de piel se puede prevenir?

10 mil casos al año

De acuerdo con EsSalud, cada año se detectan cerca de 10 mil casos de cáncer de piel en el Perú. Esta enfermedad empieza con la aparición de un lunar, una mancha o un granito que crece y empieza a sangrar. En estas circunstancias, la institución aconseja visitar a un dermatólogo y no esperar a que crezca la lesión.

Solo en el hospital Rebagliati se realizan al mes un promedio de 150 biopsias, de las cuales se confirman cerca de 60 casos de cáncer de piel leves que son tratados en el departamento de dermatología de dicho nosocomio. Asimismo, mensualmente se detectan 3 o 4 casos complejos que son remitidos a oncología para su posterior intervención quirúrgica. 

LO DICE LA GENTE Talara

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Otras Relacionadas

Advierten que uso indiscriminado de redes sociales afectaría salud mental de niños y adolescentes

Las plataformas digitales constituyen un espacio para compartir información, expresar e intercambiar ideas, lo cual puede llevar a ser...
- Advertisement -spot_img