Lunes, Junio 17, 2024

Las refinerías de la India y China se ponen las botas vendiendo diésel a Europa hecho con petróleo ruso

Últimas Noticias

La entrada en vigor de las sanciones de la Unión Europea contra la importación de productos refinados de Rusia (diésel, gasolina, nafta…) está alterando las rutas habituales que seguían los flujos de petróleo y de refinados antes de las sanciones.

Los europeos siguen necesitando igual que antes el diésel o el petróleo, la cuestión es que ahora en lugar de importarlo directamente de Rusia a través de oleoductos o el mar, estos productos hacen unos cuantos de miles de kilómetros más antes de llegar a las instalaciones de almacenaje de combustible del Viejo Continente. Al final, Europa está sustituyendo los refinados que producía Rusia por otros que producen las refinerías de EEUU, China y la India. La cuestión relevante o, al menos, curiosa es que las refinerías de estos dos últimos países podrían estar enviando a Europa diésel y otros derivados hechos a partir del petróleo ruso (comprando con un descuento más que notable). Es decir, Europa termina obteniendo el mismo producto que antes de las sanciones, pero ahora viene de más lejos y después de haber hecho muchos más kilómetros y trasvases (muchos de ellos en las costas de Ceuta).

Si bien es cierto que la UE ha impuesto embargos (prohibición de importar) y topes a los precios de los combustibles que tengan como origen Rusia para terceros países (así se impide que un país compre diésel ruso y lo exporte directamente a Europa), los países que tienen una capacidad importante de refino (China y la India) estarían comprando petróleo ruso (respetando el tope de 60 dólares impuesto por la UE y el G7) en el mercado para transformarlo en diésel y otros derivados y exportarlo directamente a Europa.

Esto explicaría, en parte, el increíble aumento de las importaciones de petróleo ruso que se está observando en países como la India y China, cuya capacidad de refino es de las mayores de Asia. Ambas potencias emergentes no solo están aprovechando el descuento del petróleo de los Urales (se venden con un descuento de más de 30 dólares respecto al barril de Brent) para su propio consumo, por un lado, pero también para incrementar sus exportaciones obteniendo márgenes importantes. La operación es la siguiente: las refinerías indias y chinas compran el crudo ruso a 60 dólares el barril o incluso por debajo, para convertirlo en diésel y venderlo a Europa u otros países a 100 dólares el barril. Relativamente sencillo, legal y, sobre todo, rentable.

Los ingresos de Rusia caen

De este modo, se cumple el plan de la UE, los ingresos de Rusia por petróleo y derivados se hunden, mientras que los combustibles siguen llegando a Europa a un precio ‘decente’ (100 dólares el barril de diésel producido con crudo de origen ruso) y sin generar riesgos de desabastecimiento. También es cierto la mayor compra de crudo ruso por parte de la India y China para su propio autoconsumo sirve para liberar parte del petróleo y refinados que producen países como Arabia Saudí, Irak o Emiratos Árabes Unidos, que antes iban a los dos gigantes asiáticos y ahora fluyen también hacia Europa en sustitución de los productos rusos.

“El bajo precio oficial del petróleo ruso supone que el presupuesto estatal ruso se va a ver afectado en estas semanas”, aseguraba Sergey Vakulenko, miembro no residente de Carnegie Endowment for International Peace. Es más, Rusia ha reconocido recientemente que su déficit presupuestario se ha disparado un 46%. Los ingresos sumaron en enero 1,356 billones de rublos (17.770 millones de euros), incluyendo una caída del 46% de los ingresos procedentes del petróleo y el gas, hasta 426.000 millones de rublos (5.583 millones de euros). Vakulenko fue director de estrategia en la importante empresa energética rusa Gazprom, pero dejó la firma y Rusia días después del inicio de la guerra.

A juzgar por las estadísticas aduaneras, parte del beneficio lo capturaron las refinerías de India y China, pero los principales beneficiarios deben ser los transportistas de petróleo, los intermediarios y algunas compañías petroleras rusas”, asegura este experto en declaraciones a Reuters.

Todo lo anterior explicaría los datos que reveló en su último informe la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que destacaba que “la India ha estado aumentando las importaciones de petróleo crudo de Rusia, hasta un nuevo récord de 1,4 mb/d de cargamentos rusos en diciembre destinados directamente a las refinerías del país. Las compras de crudo ruso se dividen casi por igual entre las refinerías estatales (que representan el 70% de la capacidad total), y las dos refinerías privadas”, señalaba el informe.

Rusia está desviando la mayoría de su producción de crudo y refinados a Asia, ofreciendo grandes descuentos (no tiene otra opción para vender su crudo) a los compradores en China e India en comparación con los grados con los que compite competencia en Oriente Medio, por ejemplo, aseguran los analistas y expertos a la agencia Reuters. Este viernes, Rusia ha anunciado que recortará drásticamente su producción de petróleo para reducir la oferta global y ‘castigar’ a Occidente.

La sanción más dolorosa acaba de entrar en vigor (el 5 de febrero), por lo que aún hay margen para que esta tendencia gane tracción. Los expertos de S&P Global han publicado una nota en la que prevén que las compras de crudo ruso por parte de las refinerías indias se intensifique este año: “Se espera que el apetito de la India por el crudo ruso aumente aún más en 2023, dando continuidad al crecimiento estelar observado el año pasado, pero las refinerías seguirán tomando las decisiones de compra de forma independiente basándose únicamente en consideraciones comerciales”, asegura el jefe de la Federación de la Industria del Petróleo de la India, S. Jaishankar, dentro de las Perspectivas globales de materias primas de S&P.

S. Jaishankar cree que es probable que las importaciones de petróleo de India desde Rusia continúen aumentando este año principalmente debido a los precios con grandes descuentos a los que se vende este petróleo. Antes de la invasión de Rusa a Ucrania, más del 60% de las compra de crudos de la India estaban compuestas por crudos de Oriente Medio, mientras que el resto estaba compuesto por crudos de América del Norte en alrededor del 14%, crudos de África Occidental en un 12%, crudos de América Latina en un 5%, y los grados rusos representaban solo alrededor del 2%.

Ahora, Rusia ha pasado a ser el principal proveedor de petróleo: “Las importaciones de petróleo ruso de la India han experimentado un aumento significativo en los últimos meses. Rusia siguió siendo el principal proveedor de petróleo de la India en diciembre, seguida de Irak y Arabia Saudí, posiblemente como resultado de la profundización de los descuentos debido a las sanciones adicionales del G-7 y Unión Europea, incluido un límite de precio de 60 dólares”, añade el experto indio. Además, la India tiene planes para aumentar su capacidad de refino. La intención es superar ampliamente los cinco millones de barriles por día de refino para satisfacer la creciente demanda interna de combustible, así como atender al mercado de exportación.

China también quiere petróleo ruso

China también quiere aprovechar esta ocasión para hacer negocio con el petróleo ruso. Pekín ha incrementado las cuotas de exportaciones de combustibles de forma más que notable en los últimos meses, a lo que hay que sumar la nueva capacidad de refino que está añadiendo a algunas de sus plantas y otras de nueva creación.

Como publicó elEconomista.es, China disparó sus cuotas de exportaciones de productos refinados en noviembre de 2022 de forma sorprendente y sin previo aviso. El ‘gigante asiático’ llevaba meses produciendo combustibles muy por debajo de su capacidad sin razón aparente. Sin embargo, en noviembre Pekín reanudó la producción masiva de combustibles y en diciembre las exportaciones de diésel se aceleraron a casi un récord de 2,8 millones de toneladas, frente a las 1,1 millones de toneladas en octubre. Según los datos recogidos por Reuters, este movimiento fue consecuente con un aumento de las exportaciones de China a EEUU y Europa, que están incrementando sus inventarios de productos destilados.

“Es probable que las exportaciones de diésel mantengan un crecimiento más rápido de lo normal durante varios meses tras la asignación de otro gran tramo de cuotas a principios de 2023 (“China aumenta las cuotas de exportación de combustible para estimular la producción de refinería”), según han revelado varias fuentes del sector a Reuters. Pero eso no termina ahí, tanto la India como China está aumentando su capacidad de refino para ganar cuota en el mercado global de refinados.

Dos nuevas plantas en China alcanzarán su plena capacidad en 2023. El complejo petroquímico Shenghong de China comenzó sus operaciones comerciales en noviembre y tiene una capacidad de refino de 320.000 barriles diarios. En octubre, otra refinería totalmente nueva en China, la Petroquímica de Guandong (con capacidad para producir 400.000 barriles diarios) comenzó a hacer pruebas, según S&P Global.

Durante los próximos dos años, China podría ver la puesta en marcha de dos refinerías más: la planta petroquímica Yulong con capacidad para 400.000 barriles diarios y el complejo petroquímico Huajin Aramco, con una capacidad de 300.000 barriles por días. “Es probable que China aumente las exportaciones de productos clave, en particular gasolina y queroseno para avión”, aseguran los expertos de S&P Global.

Todos estos datos apuntan en una sola dirección. China y la India están comprando petróleo ruso de forma masiva aprovechando los grandes descuentos del crudo de los Urales (petróleo de referencia en Rusia). Con este crudo ‘barato’ producen productos refinados que pueden vender a Occidente con unos márgenes muy elevados, generando un gran valor añadido para sus economías. Las refinerías de la India y China están haciendo su agosto con el petróleo ruso.

LO DICE LA GENTE

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Otras Relacionadas

Gobierno de Ecuador anunciará fin de subsidios la próxima semana

El secretario de la Administración Pública de Ecuador, Arturo Félix Wong, anunció hoy que el plan para eliminar los...
- Advertisement -spot_img